Andalucía impondrá a los costaleros de Semana Santa que sepan hablar francés a partir del año que viene

Llevamos viendo cómo desde hace años el inglés es un idioma altamente requerido para poder optar a muchos trabajos: administrativos, comerciales, ingenieros… incluso barrenderos. Pero ahora le toca el turno a otro idioma que nos queda mucho más cerca, al menos geográficamente hablando. Nos referimos al francés. Y es que las concesiones que se han establecido sobre el turismo francés para esta Semana Santa no van a ser excepcionales.

La noticia ha corrido como la pólvora cuando la Junta de Andalucía ha indicado que, a partir del año que viene, todos los costaleros y responsables de las procesiones tendrán que hablar un perfecto francés. De esta manera, los turistas franceses, que serán mayoría a partir de ahora en este tipo de festividades, podrán sentirse como en casa y comunicarse como es debido. Eso siempre y cuando vuelvan a las calles las procesiones el año que viene.

En cualquier caso, parece que esta medida no va a aplicarse de forma exclusiva para este sector, sino que se aplicará a otros sectores como la hostelería u otros servicios relacionados con el turismo. “Esto es una oportunidad única para ampliar nuestras oportunidades comerciales”, han indicado varios miembros de la patronal.

Este medio ha intentado contactar con la Junta para saber hasta qué punto va a quedar relegado el castellano en estos sectores debido a la ausencia de libertad de movimiento por el país para los nacionales. Sin embargo, no hemos obtenido ninguna respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *