Los madrileños torean a la manada de bisontes que había repoblado la pradera de San Isidro en Madrid durante el confinamiento

Madrid, mayo de 2021. La vida ya no es igual. Desde que se declarara el estado de alarma hace más de un año, hemos visto cómo la naturaleza ha recuperado gran parte de lo que le pertenece. Los animales han podido desplazarse a sus anchas e incluso en algunos casos han podido retornar a sus antiguos hábitats.

Este ha sido el caso de los bisontes que habían repoblado las praderas de Madrid, incluida la de San Isidro. Este ha sido un hecho notable, ya que los bisontes prácticamente se habían extinguido en toda Europa. Sin embargo, gracias al confinamiento de la población, estos magníficos animales habían podido regresar a casa.

La sorpresa se ha producido cuando este fin de semana, tras el fin del estado de alarma, los madrileños han salido a la pradera de San Isidro para celebrar sus fiestas patronales y se han encontrado con la manada de bisontes. Una manada que no tenía en sus planes abandonar las verdes praderas del centro de la capital.

Ha sido entonces cuando a varios chulapos se les ha ocurrido ir a molestar y torear a varios ejemplares. Con esto, se ha organizado una capea improvisada que posiblemente haya dado lugar a una nueva costumbre popular para años venideros. El jolgorio, el chotis, los recortadores y los toreros han sido los encargados de entretener a los madrileños este pasado 15 de mayo.

El Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad ya se están planteando declarar estas actividades como fiestas de interés cultural para el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *