Mandan a la mierda a un alemán y este dice que dónde está esa calle

Unos estudiantes de la UCM se han encontrado esta tarde a su compañero de clase alemán en Plaza España claramente desorientado y al borde del llanto mientras consultaba el mapa en su teléfono móvil. Johannes, que así se llama el joven estudiante erasmus, habría tenido un problema de comprensión oral.

Al parecer, según nos cuenta un amigo, la noche anterior, estando de paso por Moncloa, el alemán habría invitado amablemente a una compañera de estudios a tomar “un té calentito en su casa”, a lo que esta le habría dicho con una sonrisa de oreja a oreja: “¿sabes adónde te puedes ir? A la mierda… Mañana me cuentas qué tal y vamos otro día”. Ante esta respuesta, al joven Johannes no se le ocurrió otra cosa que preguntar “¿dónde estar esa calle?”. La chica aprovechó la situación para decirle un “por ahí”, señalando a la calle Princesa.

Johannes habría decidido ir en busca de la “calle mierda” desde primera hora de la mañana. El pobre alemán no hacía más que repetir “tener que encontrar mierda, mierda, yo estar mucho enamorado…”, ya en un tono desesperado. El principal objetivo de sus compañeros ha sido el de explicarle exactamente lo que sucedió, sin demasiado éxito, ya que el joven no comprende una mierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *