Pablo Iglesias manifiesta su deseo de que Abascal le tire del dedo antes de abandonar el Congreso de los Diputados

Hace pocos días saltó la noticia de que Pablo Iglesias abandonaría la Vicepresidencia del Gobierno. Y es que Pablo pretende conquistar los cielos de Madrid en las elecciones regionales el próximo mes de mayo.

Como no ha podido ser de otra manera, muchos se han entristecido con la noticia mientras que muchos otros se han alegrado notablemente. Si de los primeros se ha despedido con abrazos y lágrimas en los ojos, a los segundos tan solo ha podido darles un apretón de manos. Poco más. Y eso a los que se han dignado a despedirse de Pablo, porque algunos no se plantean dirigirle la palabra en ningún momento.

Ante esta situación, y para relajar un poco el clima político, Pablo ha ideado una magnífica despedida para esos oponentes políticos poco abiertos al diálogo. Entre ellos se encontraría Abascal, al cual tiene especial ganas de decir adiós, o como han dicho entre risas algunos de sus compañeros, “tiene ganas de peerse, perdón, de despedirse”.

Según nos han comentado estos compañeros, Pablo pretende pedirle a Abascal que le tire del dedo como gesto de generosidad y buena fe. “Tengo ganas de compartir algo especial contigo Abascal, por favor, por España, tírame del dedo”, es lo que estaría planeando decir el dirigente de Unidas Podemos.

Lo que pueda suceder a partir de ese momento solo lo podremos saber en los próximos días cuando Pablo ejecute con éxito su obra maestra. Por si acaso, a los corresponsales de Congreso nos han aconsejado que llevemos puesta una doble mascarilla. Al parecer, Pablo planea ir a comerse un cocidito madrileño a la Latina ese día antes de la sesión del Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *