Un hombre regresa de la muerte para asegurarse de que había apagado los fogones de la cocina

“No me quedaba tranquilo”, son las palabras de Juan, que volvió de entre los muertos

Juan, 40 años y soltero, volvió este pasado viernes de entre los muertos como si de Jesucristo se tratara. El cuerpo del hombre, que había fallecido ese mismo día en la calle en circunstancias desconocidas, desapareció del hospital y se lo encontraron en su casa revisando todos los fogones. Y es que resulta que se había dejado hirviendo un cazo con leche que rápidamente había apagado.

“Cuando me morí, se me venían a la mente una y otra vez los consejos de mi madre, que siempre decía que me asegurara de que la vitrocerámica no se quedara encendida nunca o provocaría un incendio”, nos ha comentado Juan. “Además, San Pedro me estaba haciendo esperar a las puertas del cielo por las posibles consecuencias que podría traer ese fogón encendido en mi casa. Vamos, que si salía ardiendo el edificio, me mandaban al infierno a quemarme, y por eso tomé la decisión de volver”, ha añadido.

El problema ahora es que no sabe si tiene que regresar a las puertas del cielo o si, ya que está de nuevo en la Tierra, quedarse un poquito más y disfrutar de ella. “Creo que voy a aprovechar y voy a hacer ciertas cosas que tengo pendientes, no vaya a ser que se presente la muerte de nuevo y me la líe”, nos ha comentado.

Según hemos podido saber, Juan ha decidido hacerse ‘coach’ para enseñar a la gente a escapar de las garras de la muerte. Al parecer ya anuncia sus cursos a través de diversas plataformas como Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *