Un negacionista se presenta con el brazo de un maniquí a su cita de la vacuna del coronavirus para ver si colaba

Un vecino de la localidad abulense de El Tiemblo ha sido noticia los últimos días por una actuación surrealista. Y es que al parecer, este vecino de nombre Julián, se presentó el pasado viernes a su cita de vacunación con el brazo de un maniquí dentro de la manga derecha de su camiseta. Tenía la esperanza de que le pincharan en el brazo de plástico y así librarse, sin sospechas, de la temida vacuna.

Y es que los negacionistas ya no saben qué hacer para no tener que vacunarse contra un virus que, según ellos, no existe. “Me llamaron del ambulatorio para vacunarme, pero no lo quise rechazar para que no me tacharan de negacionista porque luego el Gobierno te pone en una lista de posibles amenazas del sistema”, nos ha indicado Julián, a través de una ventana, atrincherado en su casa.

Ahora, tras saltar a la luz el escándalo, este abulense tiene miedo de que le envíen un sicario con el objetivo de que no propague las mentiras y secretos relativos a la conspiración del coronavirus. “Tengo información muy oscura sobre la pandemia del coronavirus, ellos lo saben y van a venir a por mí”, nos ha comentado Julián poco antes de echarnos de su propiedad porque estábamos haciendo “demasiadas preguntas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *