Una mujer de 36 años, cansada de no encontrar pareja, pide al Estado un gato de oficio

Ya sabemos que el mercado está muy mal. El individualismo ha ganado peso en la sociedad desde hace años y por eso es más difícil cada vez encontrar a alguien que quiera o sepa estar en pareja. Este egoísmo importado de EEUU posiblemente sea uno de los factores que acaben con nuestra sociedad tal y como la conocemos actualmente.

Este es el caso de Laura, una madrileña del barrio de Moratalaz. Ella siempre ha tenido claro que quería tener pareja, casarse, tener hijos y desarrollarse profesionalmente en lo que más le gustará. Sin embargo, la suerte no le ha acompañado los últimos años, pues no ha podido encontrar a nadie que comparta sus valores.

Harta de esta situación, Laura ha decidido solicitar un gato de oficio al Estado y vivir acorde a su soltería y edad. “Ya estaba cansada de citas y de gente tan egocéntrica”, nos ha dicho la joven.

El Gobierno habría indicado que cada dos años se podrá solicitar un nuevo gato de oficio, pudiéndose llegar hasta un máximo de 15 gatos a la vez. Pero para ello habrá que ir cumpliendo con otros requisitos aparte de la soltería y la edad. También habrá que mostrarse con tendencias a la locura y el odio irracional hacia los niños y a la sociedad en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *